viernes, 7 de marzo de 2014

Guardias del Mundo (5)

Capítulo V



-          Si…no debemos hacer nada…

Hipo giró su vista hacia la escena que ocurría delante de ellos. El hombre pelirrojo se acercó al oso  atado.

-          Vengaré  a mi mujer- oyeron que le dijo el hombre al oso.- Prepárate a morir.

El hombre  apuntó al animal con una espada. El oso parecía que lo miraba con tristeza.

-           Muere…

Cuando iba a asestarle el golpe final, una flecha apareció en el cielo y detuvo la estocada. Una chica pelirroja saltó de un gran caballo negro.

-          No dejaré que mates a mi madre!!!

A Jack le brillo la mano y entonces el símbolo volvió a aparecer. El heredero de la hada de los dientes había aparecido y era esa chica…

-          Es ella…-murmuró Jack aun observando la esfera.

-          Que ¿?- preguntó Hipo sin entender.

-          La chica, es la  tercera heredera.

-          Es ella ¿?- Hipo observó a la pelirroja y vio como la agarraban entre varios hombres para impedir que salvara al oso. -Entonces ya podemos intervenir no¿?- le preguntó a Jack.

-          Si!- Afirmó rápidamente.- Pero será mejor que no sepan de nosotros, tengo un plan. Yo los distraeré moviendo cosas con mi viento y mientras tú te llevas a la chica, de acuerdo ¿?

-          Me parece perfecto, pero  estarás bien ¿?. Preguntó preocupado el Vikingo.

-          Claro, nadie me puede ver, soy un espíritu recuerdas ¿? Los adultos no creen en mí. - Jack  sonrió de lado.

-          Bien, nos encontraremos más adelante, búscanos  desde el aire!

El peliblanco asintió con una sonrisa y salió de su escondite. Como supuso nadie lo vio. Una vez elevado en el aire empezó a llamar al viento  y creo algo de nieve. Las rocas se empezaron a congelar y los hombres se asustaron ante ello.



La chica aprovecho eso para deshacerse de sus opresores, cogió una espada y se colgó su arco en el hombro. La pelirroja se puso entre el oso y el hombre.

-          Hija! Estas loca ¿?! Porque haces esto ¿?!

-          Papa, tienes que creerme, es mama!

-          No digas sandeces y aléjate de este animal!

Cuando Fergus cogió la mano de su hija fuertemente  la ráfaga de viento creció y el hombre se vio arrastrado hacia el suelo.

-          Hipo, corre!-  Grito Jack al vikingo, mientras mantenía la ventisca sobre esos hombres. Hipo salió junto a Desdentao del escondite y fue hacia la chica.

-          Estas bien¿!- exclamó él.

-          Eh ¿?- dijo sorprendida Merida.-  Pero quien eres ¿?

-          No hay tiempo para explicaciones ahora, sígueme!

-          Pero no puedo dejarla!-dijo ella fijando su mirada en el oso.

Hipo la miro pensativo.

-          Desdentao, cuídala! Ahora vuelvo!- le pidió a su mejor amigo.

La chica vio que una figura grande de uno de los hombres se acercaba a ella. Se puso en guardia.
-          Tu tranquila, él te protegerá!- exclamó Hipo mientras se dirigía corriendo hacia el oso.

Merida se quedó muy confundida observando la situación. No sabía que estaba pasando. Había un chico peliblanco sobrevolando el cielo con un bastón y que nadie parecía ver, otro chico castaño que se dirigía hacia su madre dispuesto a ayudarla y un dragón negro que peleaba por ella con uñas y dientes. En cualquier caso ya tendría tiempo de averiguarlo, ahora lo más importante era salir con su madre de allí y esperaba que esos chicos la ayudaran a hacerlo.

Hipo llegó hasta el oso herido.

-          Estas bien?- preguntó él como si el animal pudiera entenderle.

El oso hizo un pequeño gruñido en respuesta.

-          Espera, te desatare.-dijo el Vikingo con voz tranquilizadora.

Hipo cortó todas las cuerdas con su pequeña navaja de mano y los dos volvieron corriendo hacia la chica.
La joven abrazó  con ansia al oso nada más verlo.

-          Vámonos.- se apresuró a decir Hipo.

-          Irnos ¿?- Preguntó Merida – A dónde ¿?

-          No lo sé, de momento salgamos de aquí, no sé cuánto tiempo Jack podrá distraerlos.

-          Jack ¿?  Te refieres a ese chico que vuela¿?- señalo ella

-          Si, ese!

-          Pe...pero...

-          Ahora no hay tiempo, luego te lo contaré todo! Vamos!

Los cuatro (humanos y animales) echaron a correr hacia la espesura del bosque.



Cuando Jack se hubo asegurado que ellos estuvieran algo lejos de allí, detuvo toda la ventisca que había causado y se marchó volando hacia el mismo sitio por el que los otros habían huido.

-          Estáis todos bien ¿?- preguntó a sus hombre Fergus.

-          Si, bien.- Contestaron algo confusos y levantándose del suelo, algo mareados.

-          Qué demonios ha sido eso ¿?- preguntó uno de ellos.

-          No lo sé, pero no importa! Debemos matar al oso y encontrar a mi hija…
_____________________________________________________________________________

-          Arf, arf…- suspiraba Hipo tras la carrera.- Parece que los hemos dejado atrás.- dijo mirando el camino por donde habían pasado.

-          Arf, sí, eso parece… -suspiró ella.- Quien eres ¿?- preguntó Merida mirándolo fijamente.

-          Me llamo Hipo, soy un Vikingo de la isla Berk.- se presentó a modo de saludo.- Y tu ¿?

-          Merida, me llamo Merida. Porque nos has ayudado ¿?!- preguntó desconfiada.

-          Bueno… emm…- murmuro Hipo sin saber muy bien que decirle.-Sera mejor que esperemos a que mi compañero llegue y así podremos contártelo todo.

-          Compañero ¿?- preguntó levantando una de sus cejas.- Te refieres a ese chico de pelo blanco ¿?

-          Sí. Él es mi compañero.

-          Pero... creí que había sido mi imaginación, él estaba… volando ¿?

-          Sí, es así.- sonrió el castaño.- No fue tu imaginación Jack puede hacer eso y más.

-          Pero… como… es físicamente imposible que…

-          Luego te lo contaremos, ten paciencia de acuerdo ¿? Solo tenemos que esperar.- El chico se sentó en un roca.

Merida lo imitó y se sentó en otra junto con el oso. La chica le acarició el hocico para que supiera que estaba bien. Desdentao se acercó a Hipo y se tumbó a su lado en el suelo para esperar a Jack.

-          Oye…emm…me da mucha cosa preguntarlo, pero… eso de ahí es…

-          Si, un dragón! Te gusta ¿?- preguntó alegre Hipo mientras se agachaba y le acariciaba  la cabeza a su dragón.

-          Un dragón ¿?- Merida abrió los ojos sorpresivamente. Se puso en guardia levantándose.

-          Es seguro ¿?

Hipo la miró y sonrió.

-          Te ha protegido no ¿?- le contesto con sencillez.

La pelirroja se acordó de como la defendió cuando su padre y sus hombres, cuando la atacaban. Agacho la mirada y se sentó nuevamente.

-          Cierto…- susurro.- Gracias.- acarició muy suavemente  a Desdentao.

El dragón gruño un poco.



-          Lo siento.- se disculpó Hipo.- Le cuesta un  poco confiar en la gente.

-          Ya veo…- Merida apartó la mano y se acercó al oso. Se abrazó a él y esperaron en silencio.

Unos minutos después Jack apareció.

-          Hipo!- le llamó.- Estáis todos bien¿?

El castaño se levantó y se acercó al peliblanco.

-          Sí. Todos estamos bien, Jack.

-          Bien, deberíamos irnos ahora. No podemos perder tiempo.- Jack se dirigió a la pelirroja.- Tienes que venir con nosotros.- El ojiazul le tendió la mano a ella, pero Merida se la apartó de un manotazo y se levantó.
-          No vamos a ningún sitio, primero de todo- los apunto con su arco y flecha.- quienes sois vosotros y que queréis de mi ¿?!

Jack e Hipo se miraron.

-          Bien te lo contaremos todo, así que baja el arma.- razonó el pequeño castaño.

Poco a poco la chica destensó la cuerda y dejó el arco a un lado. Todos se sentaron y los chicos le relataron todo sobre su misión y lo que ella representaba.

-          No puedo ir.-respondió la chica secamente.

-          Que ¿?! Porque ¿?!- Exclamó Jack.

-          Eso no es asunto tuyo!- respondió ella frunciendo el ceño.



Jack y Merida se miraron. La tensión entre esos dos era tan tangible que el ambiente parecía estarse caldeando por momentos.

“Esto va de mal en peor” – pensó Hipo, quién se sentía terriblemente incomodo ante la situación.

-          Emm… chicos… Porque no nos calmaos y volvemos a lo de hablar, vale ¿?- intentó el Vikingo calmar los ánimos.

-          Es inútil, no cambiaré de opinión.- la chica se giró dispuesta a irse.- Vámonos mama.- llamó al oso.

-          Espera…- dijo Hipo.- Al menos cuéntanos el motivo por el cual no quieres venir con nosotros. Es que no nos crees ¿?

Ella le miró de reojo.

-          Después de todo lo que me ha pasado, ya me creo cualquier cosa…- murmuro bajando la mirada.

-          Entonces dínoslo. Confía en nosotros.- sonrió amablemente el castaño.

-          Porque debería ¿?- preguntó ella desconfiada.

-          Como ¿?!!!- se quejó Jack enfadado.- Pero tú de que vas ¿?!- le gritó apretando su cayado de madera con rabia.

Hipo toco el hombro de Jack para que se calmara.

-          Bueno, le debes un favor, a él, recuerdas ¿?- Hipo señalo a su dragón. Merida le miró y suspiró.

-          De acuerdo. Para ir al grano, no puedo ir con vosotros porque tengo que romper un hechizo.
-          Un hechizo ¿?-preguntaron al unísono,  los chicos.

-          Ese oso que habéis salvado, a sido hechizado. Antes de ser un oso era mi madre, Elinor.
-          Tu madre ¿?-preguntaron.

-          Así es. Y solo tengo hasta el próximo amanecer para deshacerlo. Si no permanecerá siendo un oso, para siempre.

Hipo se quedó mudo. “Sí  que es un gran problema…”- se compadeció de ella.

Merida  se dirigió al dragón y le miró fijamente.

-          Ahora ya no te debo nada.- le miró seria.- Y… gracias de nuevo. - Desvió ella la mirada.

-          Si vienes con nosotros hallaremos el contra hechizo.- soltó Jack.

Tanto Hipo como Merida e incluso el oso Elinor le miraron alarmados.

-          Lo dices en serio Jack ¿?- se sorprendió el castaño.

Merida seguía estática en su lugar.

-          Sí. Si vamos con el resto de los guardianes seguro que saben qué hacer para arreglarlo. Además tú ganaras tiempo.

-          Tiempo ¿?

-          Si, piensa que cambiaremos de mundo, por lo tanto, el tiempo y el espació no son los mismos. Tanto si vamos al futuro como al pasado, el día de mañana de este mundo  que es cuando el hechizo permanecerá para siempre,  no habrá pasado o ya lo habrá hecho. Y en ambos casos el oso no sufrirá cambio alguno.

-          Quieres decir que al no pertenecer a su mundo, el tiempo no será el mismo y se detendrá el encantamiento ¿?-preguntó la pelirroja.

-          Yo prefiero el termino congelado, pero si, así es.-  sonrió de lado Jack – Que me dices ¿? Aceptas venir ¿?- preguntó tendiéndoles la mano.

Ella miró al oso y el oso a ella. La chica bajó la mirada pensativa y luego la volvió a subirla decidida. Sonrió segura.

-          Trato hecho.- le respondió y ambos se estrecharon las manos fuertemente.

-          Entonces larguémonos de aquí!- sonrió satisfecho Jack.


_________________________________________________________________________________

Y finalmente hoy subo el quinto capitulo! ;D Parece ser que Merida y Jack nose llevan del todo bien verdad ¿? XD Siempre he pensado que si se conocieran  abria muchos roces entre ellos. Siendo uno de ellos un chulillo y ella una orgullosa xD

Suerte que tienen a Hipo para frenar las situaciones tensas! XD 

Que pasara con ellos¿? Que haran a partir de ahora¿? xD
Espero que os siga gustando y sigais leyendo esta historia! ;D

Opiniones¿? :3 





12 comentarios:

  1. Ohhh, Jarida, mi pareja favorita... y están discutiendo!! :( Al menos en mi historia la cosa es distinta,jaja. Me alegro de leer por fin el quinto capitulo, si hasta nos llevaremos a Elinor con nosotros, yo creía que Merida seria difícil de convencer, pero bueno, ahora nos falta Rapunzel. XDXD

    Buen capitulo, guapa, besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno de hecho tardan bastante en convencer a Merida xD Les cuesta tanto que Jack no tiene más remedio que prometerle algo a cambio de que venga con ellos! xD

      Bueno yo siempre he pensado que la relación entre Jack y Merida seria más bien tensa, y chocarían porque de hecho tienen aspectos parecidos en el carácter. Pero eso solo sera al principio ;D

      Gracias por leértelo! x3

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Maginifico ya qiero leer más esta incre va genial excepto Jack y Mérida pero van a llegar a llevarse bien solo falta mi qerida rapunzel entonces ella vendria siendo sandman jiji aber cuando le sigues mitsuki y te Aviso ahora ya tienes una nueva lectora tratare de pasarme constantemente a ver tus nuevos artículos te mando besos congelados *3*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Regina!!!!;D
      Ojala te siga gustando la historia!!! x3

      Eliminar
  4. hey hola! solo quiero pedirte un favor y que le eches una visita ami nuevo blog, estoy escribiendo historias y queria pedir tu opinion, y si es posible y si te gusta que lo recomiendes, me encanto el capitulo de guardias del mundo esa rivalidad entre jack y merida es rara y hipo se enamorara? ya lo sabremos
    aqui te dejo el link de mi blog:)
    http://weirdness45.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hehe Me alegro de que te guste!! >__<
      En cuanto pueda me pasaré por tu blog ;D espero que te gusten mis opiniones! Seguro que serán historias muy interesantes!^_^

      Eliminar
  5. ¡Me ha encantado! :D ¡MERIDA SE UNE AL EQUIPO!
    Ay mi madre, espero que no le pase nada a Elinor menos mal que el encantamiento se "congela," cómo dice Jack. Pero sería mejor si fuera humana de nuevo :( Ahora sólo sabemos que Merida es la sustituta del Hada de los Dientes. Me la imagino atando los dientes a las flechas y disparándolas XD
    Falta Rapunzel *-* Una vez que estén los cuatro juntos a ver qué pasa, me muero de ver a qué cosas se enfrentan. Me encanta The Big Four a pesar de que no sea fan de "Jackunzel" XD Pero cómo amigos sí los veo :D
    Por otro lado, ¡Hipo y Merida sí me encantan juntos! <3
    Un saludo y espero el siguiente con muchas ganas.
    P.D: Adoro a Desdentao *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciaaaas Locadorable!! >__<
      MErida por fina a llegado !! ;D Espero que te siga gustando la historia a partir de aqui también! Hipo y Merida quedan genial juntos! >//< Aunque te advierto que a mi también me encanta el Jackunzel! ^^

      Espero que sigas leyendo!

      P.D: Yo también adoro a Desdentao!! x3

      Eliminar
  6. Hola Mitsuki como estas oye me gusto tu blog oye si quieres puedes pasar por mi blog esta es la direcion de mi blog http://rincondedisneyyanmie.blogspot.com/ y si quieres puedes comentar en algunas entradas de disney

    ResponderEliminar
  7. Mitsuki-Sempai!! Mi anterior cuenta de google no hubo caso de que funcionara, asi que termine creando una nueva :c, Bueno, como sienpre es un muy buen capitulo, jeje e-e la relacion entre Merida y Jack siempre tan tansa eh? Me encanta!! Me los imagino y la verdad es fantastico!! Me encanta cada vez mas esta historia, sobre todo por tu gran talento a la hora de escribir!! Besos y abrazos!! y recuerda siempre avisarme!! n-n

    ResponderEliminar